Loading

Algunos trucos útiles para conducir tu moto con lluvia

Cuando el mal tiempo llega a nuestras ciudades, el ánimo de muchos motoristas se resiente. Las condiciones climáticas pueden que nos desaliente a la hora de subirnos a nuestra moto; bien sea por la incomodidad de soportar la lluvia, o por el miedo a que el agua merme nuestra seguridad sobre dos ruedas. Sin embargo, si tienes en cuenta algunos sencillos consejos para conducir con lluvia notarás que puedes adaptarte a lo cambiante del tiempo sin ninguna dificultad. Así, no será necesario que aparques tu moto y la dejes empolvándose durante el otoño e invierno.

Consejo 1: Equiparse para la lluvia

Si obtienes el equipo adecuado descubrirás que se puede disfrutar de montar mucho más a menudo. Del mismo modo que guardamos nuestra ropa de verano para sacar la de invierno, es sólo cuestión de hacernos con las prendas moteras adecuadas para repeler la lluvia y mantenernos secos y calientes.

En definitiva, hazte con un buen traje para la lluvia, botas de agua que cubran los tobillos, guantes impermeables (preferiblemente con escobilla de goma en el pulgar para limpiar la visera) y productos para el casco que impidan que se empañe o retenga la lluvia. Del mismo modo, encontraremos fundas antilluvia para nuestra moto o para proteger nuestros brazos y piernas del frio y el agua.

Consejo 2: Los primeros 15 minutos de lluvia son los más difíciles.

Esto se debe a que restos aceite del vehículo, líquido de frenos, combustible y un montón de porquería adquirida con el tiempo en la carretera ha quedado adherida en nuestra moto. Cuando llueve, todos estos desechos recolectados se mezclan con el agua a la espera de dificultar nuestro viaje.

La mejor solución es detenerse en la gasolinera y tomar un café, o lo que sea, cuando comienza a llover. La lluvia hará el resto. Si no se da el caso, lo mejor es una conducción inicial cuidadosa y lenta durante el inicio de cualquier tormenta.

Consejo 3: Evita las superficies lisas y deslizantes.

Para empezar, debemos alejarnos de las cosas más obvias como superficies de metal – vías de tren o tranvía, alcantarillas, rejillas de puentes, planchas de metal en zonas de obras, etc -También debemos huir de otro gran enemigo de las motos en días húmedos; la pintura. La podremos encontrar en infinidad de formas – pasos de peatones, flechas, etc –  Así, si quieres evitar sustos pon mucha atención a este consejo.

Consejo 4: No abusar del freno

Con lluvia las superficies son más pulidas que de costumbre – el agua actúa como un lubricante -. Esto significa que los frenos son menos eficaces, lo que conlleva que tomará mucho más tiempo detener por completo nuestra moto en relación a frenar en una superficie seca. Tengamos esto en cuenta para no fiarnos en las distancias de frenado y ponderar la reducción de la velocidad en lugar de abusar del freno.

Consejo 5: Aprovecha la estela de la rueda trasera del vehículo que te precede.

Si hacemos esto encontraremos dos ventajas: En primer lugar, si el conductor de delante de ti se detiene de repente, serás capaz de desviarte a un lado y conseguir unos cuantos metros más de distancia de frenado (que a buen seguro agradecerás). El segundo beneficio lo encontraremos en que la rueda del coche de delante de ti, básicamente, actúa como un arado empujando toda el agua de la carretera fuera de tu camino por un breve período de tiempo. Esto te dará una breve ventaja para disfrutar de pavimento seco.

Consejo 6: La Regla de una sola acción.

Podemos ser personas más o menos complicadas, pero bajo la lluvia cualquier motorista debe ser sencillo en su manejo y no complicarse. En concreto, en la lluvia, usted debe pensar en sus neumáticos y lo que se llama la regla de “una sola acción.” En la lluvia, usted debe centrarse en poner sólo sus neumáticos a ejercer una única acción a la vez.

¿Qué quiero decir con esto?

Aceleramos mientras giramos. (dos acciones) NO

Nos reducir mientras que entra en un giro. (dos acciones) NO

El peso se traslada al girar y acelerar (tres acciones) NO

Etcétera.

Si tienes en cuenta estos consejos a buen seguro tendrás una magnífica experiencia con tu moto. Sin embargo, los trucos para conducir con lluvia son muy variados. Así, podemos encontrar otros muchos como estos:

  •  Observa los limpiaparabrisas de los coches que vienen de frente para ver si está lloviendo por delante.
  • Ponte tu ropa de lluvia de forma preventiva si sospechas que va a llover.
  • Usa colores brillantes para una mayor visibilidad a los demás.
  • Guarda la billetera, llaves y otros elementos esenciales en bolsillos exteriores impermeables.
  • Tu parabrisas debe ser lo suficientemente bajo como para mirar por encima, no sólo a través.
  • El correcto uso de las luces adquiere gran importancia.
  • Aumenta las distancias
  • Evita charcos, además del aquaplanning pueden ocultar baches o escombros.
  • Revisa la presión de los neumáticos periódicamente. Los neumáticos con baja presión son más propensos a deslizarse sobre el agua.
  • Pulsa el freno trasero con antelación a la distancia de frenado normal para alertar a los vehículos que te siguen.

¿No te quejarás de consejos para conducir con lluvia? Ahora desde Motofly sólo nos queda invitarte a que no permitas que el tiempo te agüe la fiesta. Te ofrecemos el mejor alquiler de motos de Madrid al mejor precio garantizado. ¡Visítanos y disfruta sobre dos ruedas!

Comentarios (No hay comentarios)

Comentarios (0):

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *